miércoles, febrero 01, 2006

Tortugas, mayúsculas y culos en mayo

Comentario al post de Patxi La tortuga trilera, a raíz de mi petición mayusculofóbica y la provocación de Remo:

Remo dixit:

Agnes, no sé por qué dices lo de las mayúsculas... Las empresas españolas lo hacen: Telefónica de España, Banco Santander, hasta la Churrería Carrasco...
Y yo respondí:

Gracias por complacerme con tanta rapidez.

Voy a explicarme con un poco más de detalle.

El caso que me planteas, Remo, es distinto. Me hablas de entidades con un nombre propio. En ese caso, tanto en inglés com en lenguas romances se escribe todo en mayúsculas excepto las preposiciones.

(Además, me has puesto casos en los que no se podría contrastar. En esos casos, no habría posibilidad de que no fueran en mayúsculas: la primera palabra siempre iría en mayúscula por ser la primera; y las siguientes tendrían que ser adjetivos o nombres comunes para no ir en mayúscula; quiero decir que sería distinto el caso de Telefóncia E/española; Banco de C/crédito o Churrería F/fina, porque España, Santander y Carrasco son nombres propios que siempre --es una norma ortográfica, no tipográfica-- van en mayúscula.)

Hablando en general, podemos decir que el inglés tiene una mayusculitis aguda (o crónica, ya veremos). Seguramente tiene que ver con la tradición germánica (en alemán todos los sustantivos van en mayúsculas, por ejemplo). La cuestión es que utilizan mayúsculas en muchos casos en los que nosotros no lo hacemos. Pero, claro, ya nos están contaminando... Un caso en que aún no lo han hecho son los titulares de periódico ("Ex-Senator Is To Be Admitted"). Pero empieza a detectarse una cierta tendencia imitativa, por ejemplo, en los títulos de los libros, las películas o las categorías de un blog.

La norma que siguen en inglés se llama head-line style of capitalization (si alguien pensaba que en inglés, como no tienen academia, no hay norma, que se desengañe). En su variante más usual consiste en poner en mayúscula la inicial de la primera y la última palabra y, en medio, la de todas las que no sean artículos, las preposiciones at, by, for, in, of, on, to (excepto cuando forma parte de un infinitivo) y up, las conjunciones and, as, but, if, or, nor y for y el segundo elemento de un numeral escrito con guión.

¡Toma ya! Y después nos quejamos de las normas de la RAE...

En lenguas romances en general (el francés, mejor dejarlo para otro día) el estilo normalizado es el de poner los títulos sin otras mayúsculas que las previstas por la ortografía (por ejemplo, la mayúscula que siempre lleva un nombre propio). Si el título no está en el lugar que le corresponde, es decir, si se cita en otro lugar un libro, una peli (o la categoría de un blog), entonces habría que ponerlo además en cursiva.

Por último, hay que apuntar que, para rizar más el rizo, en inglés empieza a abrirse camino la práctica de no utilizar otras mayúsculas que las ortográficas; es decir, la nuestra, que ellos llaman sentence style of capitalization.

En el fondo, es una de esas cosas que la gente hace para complicarse la vida o para que el propio trabajo tenga más alicientes (¿?). En mi caso, tengo que reconocer que soy mayusculofóbica... ¡NO ME GUSTAN! LAS ODIO: CUANTAS MENOS, ¡MEJOR!

Y, para terminar, Remo me hizo este divertido comentario:
Agnes, mil gracias por tu explicación (mi guiño final era para chincharte). El problema de las mayúsculas fue uno de los primeros con los que me topé al llegar a vivir a los USA, algo de lo que nunca había oído hablar hasta entonces.

Y en cuanto a tu mayusculofobia, ¡no puedo creer que no te gusten los culos en mayo! ¡Pero si es cuando empiezan a apreciarse de nuevo tras haber estado cubiertos todo el invierno!

1 Comentarios:

Blogger qñerty said...

El diario chileno Estrategia padece de mayusculitis. Su portada de hoy es "Inversionistas Chilenos Ingresan a Negocio Sanitario en Argentina".

00:19  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home